La Cumbre Experian de Riesgo Crediticio que se celebra en Estambul reúne a expertos de toda Europa

Estambul, 26 de Noviembre 2010 — Durante la Cumbre de Riesgo Crediticio que celebra en Estambul, Experian ha mostrado ante los más expertos profesionales de la gestión del riesgo creditico en Europa, las estrategias clave para una gestión más eficiente del riesgo, especialmente en aquellos países que se enfrentan a importantes medidas de austeridad. 

Noruega, Suecia, Suiza y Finlandia mejoran la media de la Eurozona en términos de crecimiento y tasas de desempleo y su déficit se sitúa en el límite del 3% del PIB que establece Maastricht, por lo que las medidas de austeridad en estos países serán mínimas o inexistentes.  El análisis de Experian sugiere que los proveedores de crédito se encuentran aquí en la situación adecuada para optimizar sus herramientas de valoración crediticia, de forma que puedan entender y atraer a nuevos clientes de bajo riesgo así como maximizar el valor de sus clientes actuales.

Por el contrario, las entidades que operan en Portugal, Irlanda, Grecia o España verán incrementarse el número de cuentas que caen en morosidad, en un entorno dominado por exhaustivas medidas de austeridad orientadas a combatir déficits que superan el doble del límite impuesto en Maastricht, tasas de desempleo por encima del 7% y un crecimiento situado por debajo de la media de la Eurozona. 

Aún cuando también en estos países existen oportunidades de crecimiento para aquellas entidades capaces de identificar los riesgos de forma precisa y reaccionar ante los cambios en las circunstancias de sus clientes, los expertos de Experian han explicado a los delegados presentes en este Cumbre de Riesgo Crediticio que resultará vital para las entidades gestionar de forma eficiente la entrada de nuevos casos de recobro y asegurar que cuentan con la información necesaria para comprender las circunstancias individuales de cada uno de sus clientes. Contar con estrategias de recobro efectivas será particularmente importante en Irlanda, donde el déficit supera el 80% del PIB.

Experian aconseja también que la gestión del riesgo crediticio en Alemania, Holanda, Italia, Francia, Austria, Bélgica y Reino Unido, debe enfocarse a lo largo de todo el ciclo de vida del cliente.

La información interna que tienen las entidades puede complementarse con información externa, cuando ésta esté disponible, generándose un valioso conocimiento que permita determinar el nivel de riesgo que representa cada cliente, la oportunidad de realizar estrategias de venta cruzada y también reaccionar con rapidez en caso de que ocurra una situación de deterioro financiero. 

Además, en Alemania, Holanda y Reino Unido, donde la deuda de los hogares se sitúa por encima del 50% del PIB, los proveedores de crédito deben asegurar la eficiencia de sus operaciones de recobro, para minimizar pérdidas asociadas a morosidad y rehabilitar a aquellos clientes que sufren un problema de cash flow a corto plazo.

El crecimiento económico y los niveles relativamente bajos de deuda de los hogares en Rusia y Turquía sugieren una oportunidad relativamente buena para la concesión de créditos. Para que las entidades maximicen sus oportunidades en estos y otros países de Europa del Este como Polonia, la República Checa, Eslovaquia y Eslovenia, es necesario que mejoren la gestión del riesgo a lo largo de todo el ciclo de vida del crédito.

David Groom, Director General de Experian Decision Analytics en EMEA, comenta: “Las medidas de austeridad puestas en marcha en gran parte de Europa crean nuevos retos y también nuevas oportunidades para los proveedores de crédito. Aún cuando las prioridades varían en función del país, aquellas entidades que utilicen datos, software y herramientas analíticas podrán optimizar sus procesos de valoración crediticia, gestión de clientes y recobro y estarán mejor situados para adaptarse a las necesidades de los consumidores”.

Top